Core Strokes™ : Una práctica holística y transformativa para el desarrollo de uno mismo

Inicio  >  Info center  >  Métodos  >  Core Strokes™ : Una práctica holística y transformativa para el desarrollo de uno mismo
Core Strokes & Contact

Quién soy realmente?

De acuerdo con el Pathwork (Eva Pierrakos), nuestro Núcleo divino (algunas veces llamado «El centro de la Energía Correcta» es el repositorio de infinito júbilo, intuición y creatividad. Este núcleo contiene sabiduría, felicidad y la respuesta a todas nuestras interrogantes sobre nosotros, nuestro desarrollo y crecimiento. Este núcleo podría ser todo lo que siempre quisimos ser y expresar. Es también la parte de nosotros que no conoce el miedo y entiende y acepta nuestra propia tarea de vida.

Las Cualidades Divinas de nuestro Núcleo (o Ser Superior o ser verdadero) son Amor, Poder, Serenidad y Sabiduría. Pero estas expresiones divinas se vuelven fácilmente obscurecidas por otras capas en nuestra personalidad (nuestro ser-Inferior y nuestras Máscaras) las cuáles se interponen entre nuestro Núcleo y el mundo.

Nuestra capa del Ser-Inferior es básicamente la actitud egoísta, nuestra ignorancia voluntaria, nuestro deseo de destruir la vida y aislar de el Ser. Aquí tenemos cualidades malvadas/demoniacas (Voluntad Propia, Sumisión, Miedo).

The mask we wear

Nuestro Ser-Máscara es la persona que pensamos debemos ser para el mundo. Es nuestra imagen personal de acuerdo a nuestras experiencias infantiles y nuestro karma que trajimos a esta encarnación, pero la imagen básica detrás de TODAS las máscaras es: «No soy digno de amor ni de aceptación». Tenemos un Ser-Máscara porque sabemos que no seremos aceptados si nuestro odio y egoísmo está al descubierto y visible para todos. Como consecuencia de esto, enmascaramos también a nuestro Ser-Superior porque estamos de alguna manera avergonzados de la belleza y el poder espiritual.

En otras palabras, en nuestro Ser-Máscara, negamos tanto lo peor como lo mejor de nosotros. Creamos con nuestro Ser-Máscara una verdad propia convencional y segura, que es sin embargo insatisfactoria. También tratamos de vivir a la par de nuestra ‘Imagen Propia Idealizada’, la cual es siempre sobre perfección. La verdad más profunda sobre nosotros permanece escondida hasta que nos embarcamos en el camino del auto-descubrimiento. El frontispicio del Templo de Delhi dice «Conócete a ti mismo» imperativamente, e indica que el hombre debe levantarse y vivir de acuerdo a su naturaleza.

El hombre tiene que mirarse a sí mismo

Pero esto es algo difícil. De niños se nos hizo sentir avergonzados de nosotros (especialmente de nuestro Ser-Inferior). Temíamos que ser honestos respecto a nuestros sentimientos negativos nos causaría ser rechazados por nuestros padres.

Entonces cubrimos nuestros sentimientos del Ser-Inferior con una máscara que esperamos asegurara nuestra capacidad para ser amados… Como niños fuimos puestos en un dilema de tener que renunciar a un impulso o un recurso específico para mantener el contacto mutuo. Necesitábamos comportarnos «adecuadamente», porque cualquier mal comportamiento del Ser-Inferior no era tolerado. O tuvimos que renunciar al contacto como tal para mantener nuestros impulsos. En un nivel vibratorio, ninguna de estas pseudo-soluciones se siente bien.

Hemos creado lo que Willhelm Reich llamó una «coraza» de defensa y protección. Con la coraza instalada, el control consciente sobre el cuerpo ya no es necesario cada vez para defenderse activamente de los impulsos y deseos no deseados. Tenemos ahora una relativamente inconsciente e indeseada prisión interna de impulsos reprimidos como desconfianza, miedo, odio, crueldad, separación y negatividad.

El precio que pagamos por este aprisionamiento de los impulsos, sentimientos y deseos es por supuesto, que por igual estemos fuera de contacto con el placer y nuestra «grandeza». Implícitamente todas las estructuras de carácter se forman con la ruptura de la conexión mutua… o con partes de nosotros que no aceptamos o que ni siquiera consideramos.

Cada vez que hay una ruptura en la conexión mutua hay una ruptura en el desarrollo (Trauma de desarrollo). La Coraza Caracterológica como resultado lleva a rigidez emocional, un pobre contacto con los demás (creamos muros a nuestro alrededor) y un sentimiento de falta de vida.

Ejemplos de defensas caracterológicas como vemos con nuestra MÁSCARA son la sumisión y la dependencia como pseudo-soluciones para el Amor, la agresión y el control como distorsiones del Poder, o desapego y retraimiento como substitutos e imitaciones para la Serenidad. Debajo del retraimiento entonces, encontramos confusión y caos, soledad, dolor. La mayoría de las veces estos patrones de miedo, retraimiento y evitación conducen claro… al dolor como consecuencia de la distorsión de las cualidades divinas, que existen en nuestro NÚCLEO.

La Armadura es memoria viviente

Willhelm Reich, MD, el abuelo de la Psicoterapia Corporal, demostró que al nivel del cuerpo, todos los mecanismos de defensa muestran una tensión crónica, energética, sobre o por debajo de las áreas cargadas y los «bloqueos energéticos». Los bloqueos energéticos, John C. Pierrakos, MD (Fundador de Core Energetics) dijo, son estancamientos de sustancia vital que se acumulan en un perímetro defensivo de «coraza» en patrones disfuncionales de estructuras caracterológicas. Cuando nos acorazamos, nuestra pulsación, un aspecto intrínseco de la vida que refleja el cíclo dinámico de expansión y contracción en todos los procesos vivos, es interrumpido y el movimiento restringido. El flujo de energía a través de nuestro cuerpo es impedido e inevitablemente impacta nuestra salud, vitalidad y sexualidad.

Willhelm Reich demostró que el cuerpo es memoria viviente y carga en él los signos y las trazas de nuestra experiencia personal, así como nuestro legado familiar. Todo tipo de experiencias traumáticas y miedos aprendidos «impregnan» nuestro carácter e influencian nuestra postura. Podemos experimentar esto en nuestras vidas como hiper-vulnerabilidad, una falta de sensación, vitalidad, rigidez o una tensión.

El Acorazamiento es demostrable y podemos trabajar con él.

La Coraza Muscular, una parte de nuestro sistema de defensa emocional, puede ser palpado como hipertensión o hipotensión muscular. Puede también ser observado como deterioro o impedimento en el movimiento. Patrones de coraza no siguen estrictamente las rutas de los nervios motores voluntarios, sino que se muestran como agrupaciones y segmentos. Esto es porque el acorazamiento es el resultado de la actividad del sistema nervioso autónomo y es por esto que sigue primeramente patrones involuntarios.

La perpetuación crónica de la defensa puede tener consecuencias de endurecimiento (rígidez, hiper-respuesta) y consolidación o el debilitamiento (hipo-respuesta) del aspecto muscular, que entonces ancla un patrón de defensa particular, incluyendo los aspectos mentales-emocionales, indefinidamente en su lugar.

Este proceso es por definición inconsciente y se resiste al cambio. Este es un problema, pero puede ser, lentamente y con esfuerzo, revertido en la terapia centrada en el cuerpo.

Releasing muscular armoring through myofascial tissues massage.

Acorazando los tejidos miofasciales

Reich introdujo el término «coraza muscular», pero hoy sabemos que la impronta psicológica aplica para otro tipo de tejidos en el cuerpo, en especial el tejido conectivo de la «miofascia». La fascia es el sistema de fibras que rodea prácticamente todos los tejidos blandos del cuerpo (órganos, músculos, etc.), sirviendo de envoltura contenedora, conectiva y de soporte para estas estructuras. Podemos clínicamente distinguir entre la fascia y el tejido muscular aunque estén entrelazados. En Core Strokes, se cuenta con un enfoque significativo en el des-acorazamiento del sistema miofascial.

Desde un punto de vista anatómico- fisiológico, la fascia es una estructura más primitiva y menos diferenciado que la musculatura voluntaria, y funciona más cerca del sistema reflejo que del sistema voluntario. Es por esto que es más dominante en etapas tempranas de nuestra vida, antes de que el sistema voluntario haya tenido la oportunidad de tomar el mando, y está más involucrado en situaciones de traumas de shock donde de nuevo, el sistema voluntario se ve abrumado por el involuntario. Traumas de nacimiento sin resolver y otras experiencias traumáticas pueden ser sentidas en la red miofascial.

Soltando la coraza, desarrollando el piloto y envolviendoal alma de ego con Core Strokes e Integración Postural

Jack Painter, PhD, fundador del famoso método de Integración Postural, nos ayudó a entender que para sanar a las personas con necesidad de desacorazarse al nivel de la fascia necesitamos una perspectiva de estilos de carácter. Dependiendo del patrón caracterológico, la coraza miofascial puede ser vista en la forma en que la fascia está dispersa en grupos o colapsos, tiene la cualidad de un líquido dentro de un globo, es densa, gruesa o delgada, rasgada, suave y maleable por fuera, fibrosa y rasgada profundo por dentro o blanda y con falta de tono y respuesta, etc.

Integrative therapy using deep tissue massage, with Dirk Marivoet.

En las sesiones de Core Strokes el practicante ayuda al cliente a dejar ir de los patrones de los que se sostiene y también lo invita a salir con una nueva parte de sí, o una parte vieja que había permanecido oculta en el cuerpo como un síntoma. La presencia del terapeuta suele dar al cliente coraje para comenzar a revelar los contenidos o abrirse (volverse consciente), purificando y transformando todo lo que está saliendo a la superficie de las profundidades ocultas. Nosotros llamamos a estas profundidades El Terreno Dinámico, el asiento de lo más profundo del inconsciente, lo heredado o el inconsciente colectivo.

Core Strokes: Balance entre el trabajo corporal y losprocesos del ego

Core Strokes utiliza la información en el cuerpo como una forma de obtener información sobre el inconsciente. En la terapia siempre estamos en contacto con los procesos del ego del cliente y el balance entre el trabajo corporal y los procesos del ego. Nos encargamos de ver si el ego está colapsado, subdesarrollado, débil o exageradamente agresivo, y/o controlador, pero no realmente fuerte (sobre-desarrollado). En Core Strokes ayudamos al cliente en ambos casos, con la «Reparación del Ego». Esto está directamente relacionado con la inclusión del cuerpo en la terapia. Con lo que Al Pesso llama «Envolvimiento del Ego», aplicamos consciencia, damos nombre, aceptación y lugar a esa porción del ser/alma cuando se presenta. Usamos como «antídoto» figuras simbólicas ideales, para que el cliente pueda experimentar en su «cuerpo virtual» qué pudo ser en el pasado, de haber sido las circunstancias más afortunadas y las figuras haber estado presentes. Esta es la parte dentro de nuestras mentes donde podemos practicar el futuro y reclamar nuestro potencial para nuestro propio cumplimiento y nuestra felicidad. El sistema del ego se vuelve más sano, se vuelve capaz de tirar la(s) máscara(s) y los mecanismos de defensa del carácter, y se rinde al Ser-Superior.

El resultado de un sistema miofascial integrado

Un ego sano y funcional es dependiente de una red miofascial integrada. Cuando las células biológicas no están en un estado de distorsión (rigidez o caos), sino en balance e integradas, su piel (ego) se vuelve permeable para regular el balance entre el poder y la expresividad por un lado, y la fragilidad y la receptividad por el otro. La red miofascial ayuda a regular el balance entre la receptividad y la expresividad. Un ego así se abstiene de ser motivado y regido obstinadamente por orgullo, miedo y el deseo de control; percibe el flujo de energía desde el Núcleo hacia el Núcleo, y él lo regula y lo equilibra. Es capaz de actuar correctamente dentro de las 5 dimensiones de la personalidad (física, emocional, mental, voluntad y espiritual) y armonizarlas. Además, el ego sano es modesto (no exagera ni se niega); refleja la realidad interna y externa adecuadamente, actuando en congruencia; es responsable (admite los errores y experimenta los logros); es verdadero y busca el sentido para vivir. Al llegar a dicha integración, el ego está armónicamente enraizado en el Terreno Dinámico y completamente en casa en un mundo sagrado. La persona integrada es casa en el cuerpo “Templo del espíritu» y hogar en el mundo.

¿Te gustó este artículo? Compártelo en:

Sesiones de terapia individual

Dirk Marivoet psychotherapist in Belgium

Dirk Marivoet es un Psicoterapéuta Europeo Certificado (ECP). El se formó en fisioterapia(MSc) así como en terapia psicomotora en la Universidad de Leuven.Fué miembro del personal de psiquiatria durante 11 añoos en los centros psiquiátricos de la Universidad de Leuven. Con más de 35 años de experiencia el continua su aprendizaje de por vida en como integrar cuerpo, mente y espíritu. El reune su conocimiento clínico y científico de los campos de la psicoterápia, terápia psicomotora, fisioterápia, psicologia, psiquiatria y chamanismo.

Dirk Marivoet y sus colegas del IBI (Instituto Internacional para la Integración Bodymind) ofrecen sesiones de terapia individual para aquellos interesados ​​en este enfoque mente-cuerpo.

En Gante (Bélgica), Europa, el resto del mundo y online.

Mantente informado sobre próximos eventos

suscribiéndote a nuestro boletín infomativo