Integración Pélvis-Corazón en Sexualidad

Inicio  >  Info center  >  Métodos  >  Integración Pélvis-Corazón en Sexualidad

Uniendo lo masculino y femenino dentro del sí mismo y con sus relaciones íntimas

ORÍGENES DE LA INTEGRACIÓN PÉLVICA-CORAZÓN

Jack W. Painter, PhD que originó la mundialmente famosa  modalidad de Deep Holistic Bodywork llamada Postural Integration®  (PI) en la década de 1960 también fue pionero en «liberación pélvica» un trabajo práctico que ayuda a liberar el acorazamiento y el trauma a nivel de los genitales y el suelo pélvico en la década de 1970. Este trabajo se convirtió en parte del Entrenamiento Avanzado de Integración Postural. Su estrecha relación con Margo Anand, fundadora de  Skydancing  Tantra y su colaboración con Willem Poppeliers, fundador de Sexual Grounding, dio lugar a una potente fertilización integrada de su trabajo científico y profesional, lo que condujo al desarrollo de la primera Integración Energética (EI) y más tarde en la década de 1990 de Integración Pélvis-Corazón. La PHI proporciona una herramienta valiosa para la terapia sexual, ambos en el sentido de desentrañar la disfunción sexual como en el sentido de restaurar la confianza y la armonía entre hombres y mujeres. También direcciona las preguntas centrales de cómo estar sexualmente vivo y cómo conectar el corazón y los genitales de una manera madura congruente.

INTEGRACIÓN PÉLVIS-CORAZÓN : TRANSFORMAR LOS PATRONES DE FRUSTRACIÓN SEXUAL DEL PASADO

Man carrying woman

Gran parte de la integración pélvis-corazón se enfoca en la restauración  natural del flujo de energía, energía vital (sexual). La integración del flujo de energía entre el corazón y los genitales recibe una atención especial. Antes de que el flujo de energía natural del niño fuera cortado por  padres limitados, igualmente no comprendidos o frustrados, tanto el corazón del niño como sus genitales eran, antes de la interrupción,  parte de una corriente de energía vibrante unificada y orgástica,  caracterizada por la inocencia, la curiosidad y una alegre exitación. El trabajo en el proceso de PHI implica aprender a reconocer cómo hemos cortado este flujo y cómo nuestras identidades de género adquiridas apoyan o socavan nuestras relaciones sexuales actuales, y cómo nuestro pasado y nuestros patrones habituales de relaciones  están vinculados a nuestros bloqueos sexuales. La integración pélvis-corazón nos ayuda a entender que no existe tal cosa; no hay una fuerza, un principio o una idea que es en sí misma problemática o pecaminosa, y este principio se aplica al sexo. La separación entre la sexualidad y el amor es lo que hace que el sexo sea problemático o «pecaminoso».  

El amor a menudo se confunde con la comodidad y la falsa estabilidad que se obtiene de los “acuerdos emocionales”. Esto  hace que todo resulte odioso, distorsionado y realmente confuso. El amor también se pierde a menudo. Los corazones se «rompen»  cuando nosotros, o alguien amado, dice «no», se retira o se apaga para mantenerse a salvo, o para evitar el dolor y la frustración. Mientras huimos de nuestros profundos sentimientos, de nuestros corazones rotos, estamos invirtiendo mucha energía en nuestro mundo personal o ¡claro!… reconocimiento sexual.

EL TALLER Y LA FORMACIÓN EN INTEGRACIÓN PÉLVICA

En un taller de PHI o entrenamiento estas cosas no se discuten simplemente, sino que se sienten en todo el cuerpo en la medida en que los participantes son apoyados en la exploración de sus estilos de apego, sus viejas heridas transmitidas a través de generaciones, sus mecanismos de protección y defensa y en la recreación de un triángulo interno entre la madre, el padre y el niño o configuraciones ancestrales. Utilizamos el masaje y el contacto para abrir las corrientes de placer cálido en los tejidos del cuerpo. El contacto suave o profundo con la piel, el tejido, el músculo y el hueso ayuda a abrir cada parte del cuerpo y permite que cualquier deseo, cualquier fantasía sea bienvenida en la carne. Al hacer este trabajo gradualmente comenzamos a darnos cuenta de cómo cuando nuestros deseos sexuales salen a la superficie con fuerza, una parte de nosotros trata de cortar la experiencia. El pecho y el corazón pueden  retroceder debido a nuestra memoria del  pasado doloroso, o el vientre puede contraerse con el fin de separar la excitación física de la decepción emocional. Se le animará a explorar, a su propio ritmo, una variedad de formas de respiración que pueden conducir a nuevos niveles de excitación. Montando olas de energía de carga y descarga, descubrirás el poder de expresar cualquier carga acumulada o prohibida. El proceso de curación se extiende claramente hacia atrás en el tiempo, ya que ayuda a transformar las viejas dinámicas familiares en nuevas posibilidades aún inimaginables.

LOGRAR LA INTEGRACIÓN DE LO MASCULINO Y LO FEMENINO

Al centrar nuestra atención en la dinámica de lo masculino y lo femenino dentro de nuestros propios cuerpos, nos damos fuerza para hacer cambios mucho más eficientemente que cuando tratamos de cambiar a los demás y culparlos de no ser suficientes. También descubrimos cómo nuestros patrones característicos de respiración, pensamientos, emociones y armadura corporal bloquean el flujo libre de nuestra fuerza vital e inhiben nuestra capacidad de placer sensual y descarga orgásmica. En la PHI, comenzamos mirando lo masculino y lo femenino como una expresión de la respiración  – lo femenino es la inhalación; lo masculino es la exhalación. Lo femenino es tomar, recibir, llenarnos. Su flujo energético es de lo genital al corazón y de allí hacia el mundo (el otro).

El masculino es liberar e ir soltando, se trata de erección, solidez, afinación y penetración. Su flujo energético es del corazón a los genitales y de allí hacia el mundo  (el otro).

Las energías masculinas y femeninas en el cuerpo también tienen un flujo direccional o cíclico:  el movimiento femenino de la pelvis al corazón se complementa con el movimiento masculino del corazón a los genitales. Cuando las fuerzas masculinas y  femeninas entran en contacto eventualmente se fusionan, ya sea dentro del propio cuerpo o en conexión con el otro, el placer sexual y la excitación resultan, eventualmente, en la culminación en un orgasmo de todo el cuerpo, 

si el flujo natural no es impedido. Pero este flujo interno, así como el circuito establecido cuando dos individuos se unen, pierde su integridad cuando se corta la conexión interna de una persona entre el corazón y los genitales.

Male Female Hug

A medida que exploramos y trabajamos entre nosotros durante el taller o el entrenamiento, descubrimos los viejos patrones en nuestros cuerpos, pero también encontramos lo que nuestros cuerpos anhelan, lo que realmente quieren nuestros lados masculino y femenino. Cuando nuestros cuerpos comienzan a armonizar las aspiraciones de estos dos lados, cuando nuestra madre y padre internos apoyan la sexualidad de nuestro niño interior, nos estamos amando a nosotros mismos, creando un fuerte flujo entre la pelvis y el corazón, en lugar de sólo mirar afuera de nosotros mismos en busca de amor.

Nosotros rescribimos nuestro triángulo interno para apoyar tanto relaciones más saludables como un mayor desempeño sexual. Al permitir y al apoyar el flujo masculino corazón-pélvis dentro de ambos padres internos; y al abrazar el flujo  corazón-pélvis femenino dentro de ambos padres internos y, por lo tanto, en nosotros mismos, podemos recuperar la inocencia de la infancia, la curiosidad y la excitación en cada etapa  de nuestras  vidas. Esta  integración interior nos proporciona una constancia sensual a nuestro amor y nos permite compartir el amor con los demás sin perdernos a nosotros mismos. Vemos  cómo el amor existe como parte de nuestra experiencia interior durante la presencia o ausencia del amante.

SENTIRSE PARTE DE UN CICLO CONTINUO DE LA ENERGÍA GENITAL Y DEL CORAZÓN A TRAVÉS DE LAS GENERACIONES

En PHI tenemos la oportunidad de ver cómo nuestros cuerpos en crecimiento y cambio expresan la sexualidad en la infancia, la adolescencia, la madurez y la vejez; cómo se forma y reforma nuestro carácter a lo largo de nuestras vidas. Cuando hemos comenzado a sentir física y emocionalmente la conexión entre los genitales y el corazón, hemos permitido que nuestros padres internos estén presentes. En este momento nos damos cuenta de que tienen las mismas aspiraciones que nuestros verdaderos padres y sus padres, por mucho que estos anhelos no se hayan cumplido o hayan permanecido inconscientes. Nos damos cuenta que somos parte de un continuo flujo concreto y físico de energía genital y del corazón, que nuestros hijos y sus  hijos pueden realizar aún más.

Metodología

CREANDO NUEVOS NIVELES DE EXCITACIÓN Y DE PLACER

Un taller de PHI normalmente comienza con algunos ejercicios de calentamiento lúdicos que también enseñan acerca de los meridianos de energía y el equilibrio de las energías yin y yang. Esto es seguido por el trabajo con el «cicloenergético»— El descubrimiento de tu fuerza sexual del pasado, presente y futuro se presenta junto con el cuerpo. Con el trabajo, la respiración, el movimiento, el juego de roles, la imaginación activa y el trabajo corporal, tomarás conciencia de cómo puedes acercar tu cuerpo en tu vida sexual, amorosa y espiritual.

Exploramos cómo nuestra conciencia sexual está contenida en nuestros tejidos corporales profundos y en nuestra respiración. 

El participante será ayudado a despertar su deseo y la sensación de libertad y será animado a explorar, a su propio ritmo, una variedad de formas de respiración que pueden conducir a nuevos niveles de  excitación. Montando  olas de energía de carga y descarga, uno descubrirá el poder de expresar cualquier carga acumulada o prohibida. Al dejar que esta energía sea libre y completa, uno puede abrir bloqueos antiguos y cultivar corrientes de flujo de placer cálido. Experimentamos la apertura física y la conexión entre el corazón y los genitales. El trabajo con la respiración y el cuerpo, se utilizará para liberar las energías y para reestructurar simultáneamente el segmento pélvico (el piso pélvico, glúteos,  psoas,…), el diafragma y la caja torácica. Independientemente de tu nivel de experiencia, te ayudaremos a aprender a mantener tu unidad sexual y atreverte a descubrirte a ti mismo. El contacto suave o profundo con la piel, el tejido, el músculo y el hueso ayuda a abrir cada parte del cuerpo y permite que cualquier deseo, cualquier fantasía  sea bienvenida en la carne.

Los instructores enseñan y  demuestran; los participantes practican unos con otros, y luego comparten acerca de lo que experimentaron. La teoría detrás de este trabajo está delicadamente entrelazada con lo que se experimenta.

Trabajar con lo ciclo en sus diferentes etapas es repetido una y otra vez, durante el taller y entrenamiento,  como bloques de construcción para una sesión de integración del Corazón-Pelvis. Siguiendo nuestra guía, estarás trabajando en desenredar las líneas ancestrales de transmisión sexual/espiritual. Integrando simbólicamente los padres ideales de tu niño interior sexual, los participantes encontrarán una fuente poderosa y tierna; como participante se volverá a conectar con una fuente inagotable que le une a los deseos genitales y aspiraciones del corazón de sus padres, así como sus padres, independientemente de si su sexualidad real era incompleta o insatisfecha. Este es el fundamento espiritual para un arraigamiento, unificado y sustentable, del amor y de la sexualidad.

Antes de todo somos nuestros propios amantes, enamorados de nuestro propio cuerpo. Cuando las partes masculinas y femeninas están armonizadas en nosotros, más fácilmente podemos sentirnos, tocarnos y estar en gozo mientras compartimos el gozo de la otra persona. Podemos mirar y amar a otra persona sin miedo a perderlo o perder algo dentro de nosotros.

Esta alegría interior –  física, emocional, cognitiva y espiritual  – es completa y no puede ser destruida, sea cual sea la reacción del otro. Y esta alegría interior, este éxtasis corporal que irradia desde nuestro núcleo, nos permite experimentar un profundo encuentro con aquellos que también encontraron el gozo interior. Necesitamos mantenernos conectados y trabajar con la fuerza siempre presente de una madre y un padre interiores ideales en nuestra sexualidad, y al hacerlo recapturamos nuestra inocencia, curiosidad y emoción de la infancia en cada etapa de nuestras vidas. De esta manera podemos descubrir cómo nuestro amor es parte de nuestra experiencia interior durante la presencia o ausencia de nuestro amante. Así también podemos permitir que la excitación fluya a través de las generaciones mientras mantenemos la satisfacción sexual y espiritual en el presente.

Movimientos de Integración Pelvis-Corazón Masculinos y Femeninos

El Fundador y los Entrenadores Internacionales de Integración Pelvis-Corazón

  1. JACK W. PAINTER  (1933-2010), fué profesor de la Universidad de Miami y pionero del Movimiento potencial humano en la década de 1960, fue uno de esos seres raros que era igualmente bueno en la práctica y la enseñanza de sus métodos deintegración Cuerpo-Mente.  Jack desarrolló un estilo de trabajo corporal holístico llamado  Integración Postural ® (PI) que ahora es utilizado por cientos de practicantes en todo el mundo, seguido por la Integración Energética® (EI) y la integración Pelvis-corazón ®  (PHI), que es enseñado como  métodos independientes por algunos formadores de ICPIT la organización que fundó en 1988 y que reúne a los entrenadores acreditados en PI, EI y PHI
  2. DIRK MARIVOET es psicoterapeuta, formador y supervisor   de la Integración Pelvis-Corazón®, Integración Postural® e Integración Energética®Profesor y Supervisor de Core-Energétics®. Ama el Fuego, vive en Gante.
  3. ELISABETH RENNER es  Psicoterapeuta, Formadora y Supervisora de la Integración Pelvis-Corazón®, Integración Postural® e Integración Energética®. Ama el agua, vive en Graz.
Elisabeth Renner & Dirk Marivoet

¿Te gustó este artículo? Compártelo en:

Sesiones de terapia individual

Dirk Marivoet psychotherapist in Belgium

Dirk Marivoet es un Psicoterapéuta Europeo Certificado (ECP). El se formó en fisioterapia(MSc) así como en terapia psicomotora en la Universidad de Leuven.Fué miembro del personal de psiquiatria durante 11 añoos en los centros psiquiátricos de la Universidad de Leuven. Con más de 35 años de experiencia el continua su aprendizaje de por vida en como integrar cuerpo, mente y espíritu. El reune su conocimiento clínico y científico de los campos de la psicoterápia, terápia psicomotora, fisioterápia, psicologia, psiquiatria y chamanismo.

Dirk Marivoet y sus colegas del IBI (Instituto Internacional para la Integración Bodymind) ofrecen sesiones de terapia individual para aquellos interesados ​​en este enfoque mente-cuerpo.

En Gante (Bélgica), Europa, el resto del mundo y online.

Mantente informado sobre próximos eventos

suscribiéndote a nuestro boletín infomativo